El mito del azúcar y la necesidad del cuerpo por consumirlo

Disminuir celulitis en la piel

En torno a los mitos en el campo de la nutrición, es mucha la información que se puede encontrar, al igual que ocurre en el sector de bajar de peso. Por tanto, no es ninguna sorpresa que también se pueda hablar de mitos sobre el consumo de azúcar, resaltando que el azúcar blanco tiene una gran presencia en la dieta moderna.

Consumo de azúcar para la salud

En ese sentido, hay que pensar que este tipo de azúcar está presente en el azúcar de mesa que es utilizado para endulzar alimentos, al igual que en un sinfín de alimentos procesados, incluso aquellos que pueden ser insospechados para la mayoría de las personas.

El cuerpo necesita azúcar: El mito más extendido

Se puede decir con casi toda seguridad, que plantear una necesidad del organismo respecto a la ingesta de azúcar, es uno de los mitos por excelencia sobre este compuesto. Sobre lo anterior, hay que mencionar que es verdad que el cuerpo necesita de glucosa para su funcionamiento.

De todos modos, se debe aclarar que la glucosa es un combustible principal para las células y con ella se obtiene la energía que se requiere. Lo mismo ocurre para el cerebro, que en términos generales es el órgano que más demandan glucosa.

Consumo de azúcar para la salud

El problema sucede cuando se confunde la glucosa con azúcar. Sobre el sustrato energético que las células requieren para su funcionamiento, es glucosa y no azúcar. La glucosa, aunque no muchas personas lo saben, hace parte de muchos alimentos que se consumen con regularidad: legumbres, frutos, o Hércules, etcétera.

Asimismo, el cuerpo está en condiciones para obtener glucosa cuando la misma no se aporta con alimentos. En ese sentido, es posible que se acuda a las reservas de glucosa que son almacenadas en forma de glucógeno en los músculos o hígado, al tiempo que se pueden convertir otros nutrientes en glucosa. En conclusión, el azúcar no se puede describir como un alimento necesario o imprescindible.

El azúcar y la alimentación actual

Es tal la importancia de discutir sobre el consumo de azúcar en la actualidad, que para el sector de la nutrición este es un asunto sumamente relevante. Al hablar de alimentación saludable y en particular con las condiciones del mercado actual, hay que ser muy cuidadosos con lo que se consume.

En ese sentido, es clave ir identificando estos mitos sobre el consumo de azúcar, mejorar la alimentación que se esté llevando hasta la fecha y saber elegir con más inteligencia los alimentos.

Consejos para mejorar la alimentación de una persona diabética

Moderar consumo de azúcar

Los batidos de dieta son de las opciones más populares en la actualidad en las dietas para adelgazar, pero hay que mencionar que son una alternativa muy interesante incluso para mejorar la alimentación si una persona es diabética.

¿Cómo mejorar la alimentación de una persona diabética?

Para evitar complicaciones posibles, la dieta se debe ajustar. Esto aplica tanto en un sentido de prevención como de actuación tras un diagnóstico. En ese sentido, hay que seleccionar siempre los alimentos con un valor nutricional alto y que sea de calidad.

Consejos para prevenir alimentación alimentaria

Así mismo, para que se mantenga la glucosa bajo control, lo ideal es que se consuman pequeñas porciones. Lo anterior no sugiere que debe existir una organización para las comidas con horarios de ingesta claros. Busque un nutricionista para elegir los alimentos que sean saludables y que en verdad cubra las necesidades nutricionales del organismo.

Consejos generales en una dieta para diabéticos

Moderar azúcares – El control de la moderación en el consumo de alimentos que se puedan transformar en azúcares es la parte fundamental. En realidad, los dulces no son los únicos que se encargan de disparar la glucosa, también hay que incluir aquí los carbohidratos simples.

Moderar consumo de azúcar

Proteínas – Los alimentos que sean ricos en proteínas no van a incrementar el nivel de glucosa en la sangre por lo general. Su consumo diario está recomendado, aunque cuidando que las porciones sean las adecuadas para cada persona.

Carbohidratos de absorción lenta – Los carbohidratos complejos van a ser absorbidos por el cuerpo de una manera lenta, por ende, para que se eleve el nivel de glucosa se necesita de más tiempo, lo que en conclusión evita los picos que son tan peligrosos para los diabéticos.

Las grasas – Hay que cuidar lo suficiente la ingesta de grasas, aunque hasta la fecha no existe información concluyente sobre este asunto.

Moderar consumo de azúcar

Evitar los zumos – Siempre va a ser mejor que se consuma una pieza de fruta antes de beber un zumo. Un ejemplo de lo anterior, es que una pieza de naranja y un zumo de naranja se hacen con la misma pieza de fruta, tienen la misma cantidad de azúcar, pero el azúcar que proviene del zumo va a ser absorbido de un modo más rápida.

Frutos secos – Con el consumo regular de pistachos, almendras y nueces se ha demostrado que el cuerpo va a disminuir su riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, en particular para los adultos con diabetes de tipo 2.

Consejos para prevenir una intoxicación por alimentos

Tanto en las dietas saludable como en cualquier otro tipo de plan de alimentación, la manipulación y cocción de los alimentos es clave para prevenir intoxicaciones. Lo anterior suele pasar desapercibido, pero es muy importante para cuidar de la salud.

Claves para prevenir una intoxicación por alimentos

En los siguientes puntos se mencionan las recomendaciones más relevantes para la promoción de la seguridad de los alimentos, esto pensando tanto en la salud de los integrantes de una familia como cuando se quiere cumplir con un plan de alimentación para lograr determinados resultados en el cuerpo.

Consejos para prevenir alimentación alimentaria

Cocinar bien los alimentos – Una parte muy grande las bacterias que ocasionan intoxicaciones o infecciones suelen ser poco resistentes al frío o calor. En ese sentido, cuando hay una cocción completa de los alimentos se van a acabar con una amplia cantidad de bacterias patógenas. Un ejemplo de lo anterior es que dejar la carne roja por dentro va a significar un riesgo mayor para la salud.

Descongelar en el refrigerador – Cuando los alimentos se descongelan a temperatura ambiente las condiciones van a ser más cómodas para la reproducción de organismos patógenos que quizá habitan en ellos. Lo ideal es que se opte por descongelar en el refrigerador.

Consejos para prevenir alimentación alimentaria

Congelar el pescado – Hay muchos microorganismos que son sensibles al frío, así que la idea de congelar determinados alimentos es de lo más pertinente.

Separar alimentos crudos de los cocinados – Así se evita una posible contaminación cruzada. Esto aplica también para las carnes de los pescados y mariscos.

No guardar la salsa de tomate abierta por más de 3 o 4 días – Es uno de los errores típicos que cometen las personas y es una gran fuente de contaminación por botulismo, es decir, facilitar las condiciones para crear un caldo de cultivo.

Si hay duda, es mejor tirarlo – Cuando hay sospechas de contaminación de un alimento, el olor es desagradable o el sabor es Francia, es mejor no consumirlo. Para la prevención de una intoxicación por alimentos casi siempre sólo se necesita de sentido común, por ende, si existe una altura mínima, la decisión más inteligente es tirar el alimento.

Alimentos susceptibles a estar contaminados

Por sus características, los alimentos que se mencionan a continuación son un poco más susceptibles que los demás a contaminarse y a poder ocasionar una intoxicación: carne de res cruda, huevos crudos, pescados y mariscos crudos o poco cocidos, brotes crudos, quesos blandos, leche, productos lácteos no pasteurizados, pastas de carnes, patés, carne en lata o perritos calientes.