4 estrategias básicas para reducir la cantidad de calorías en los platos

Técnicas de descanso

Bien sea que se cumpla con dietas de batidos u otro tipo de programas de alimentación para el control del peso, siempre es importante tener en cuenta que para lograr los resultados deseados, la alimentación es la clave para adelgazar.

En este caso, nos concentramos en compartir una serie de recomendaciones para disminuir la cantidad de calorías en los platos, y de esa manera lograr un impacto en el proceso que se mantenga para controlar el peso que en verdad sea efectivo.

Más verduras y frutas frescas para disminuir las calorías

La recomendación en este caso es tan sencilla como hacer todo lo posible por ir reemplazando esos alimentos que hacen parte de la alimentación cotidiana que no son tan beneficiosas para el cuerpo, por frutas y verduras frescas.

Consejos de higiene alimentaria

Si se quiere, se puede plantear que es una idea para engañar al cerebro. Además de lo anterior, al distribuirlas en un plato, se va a ver una comida muy voluminosos y colorida, lo que la hace más atractiva para cerebro, con la ventaja de su aporte en minerales, fibra, vitaminas, entre otros.

Evitar los alimentos precocidos y congelados

Para reducir la cantidad de calorías en la alimentación cotidiana es necesario tomar muy en cuenta este consejo. Lo cierto es que muchas personas le suelen dar prioridad a este tipo de opciones para comer, debido a su practicidad y rapidez.

Disminuir celulitis en la piel

Ahora bien, hay que considerar que estos productos son industrializados y desde el primer momento en que sean los seleccione, hay que recordar que son una fuente de grasas malas, azúcares y sodio que además de impactar de manera negativa la salud, se van a convertir en un exceso de calorías para el organismo.

Nada de frituras para reducir las calorías en la dieta

Evitar frituras

Es casi una movida mencionarlo en la actualidad, pero en ocasiones se tiende a olvidar este asunto. Igualmente, hay que agregar que en el momento en que se fríen los alimentos, los mismos van a perder propiedades, minerales y vitaminas, con la desventaja de sumar calorías al usar grasas para su cocción.

Cuidar los aceites que se usan para la alimentación habitual

Una excelente decisión son los aceites crudos y puros como el aceite de oliva. De todos modos, cuando se los usa para cocción se vuelven dañinos, motivo por el que lo ideal es que sólo se utilicen para condimentar platos y ensaladas.

En cualquier caso, todo elemento graso debe ser consumido con moderación, sin importar lo natural que sea.

¿Qué hacer para regular la glucosa y prevenir la diabetes?

Técnicas de descanso

Entre las enfermedades no transmisibles más peligrosas para el mundo actual, no cabe ninguna duda que la diabetes ocupa uno de los primeros puestos. En ese orden de ideas, aunque se esté trabajando por consolidar un plan con base en dietas para adelgazar, lo cierto, es que el plan de alimentación también debe responder a este tipo de asuntos en materia de salud.

Un ejemplo de lo anterior, es que, para la fecha, se estima que sólo en España hay aproximadamente 6 millones de diabéticos, lo que nos invita a todos a pensar tan rápido como sea posible en medidas para regular la glucosa.

Técnicas de descanso

¿Cómo regular la glucosa y prevenir la diabetes?

Las observaciones han demostrado que hay una línea muy delgada entre un nivel elevado de glucosa en la sangre o prediabetes y la presencia de la diabetes. Al respecto, hay que tener en mente que impedir que esto suceda está en nuestras manos, motivo por el que se invita a todos a descubrir esos alimentos que se tendrían que evitar para la regulación de la glucosa.

Por otro lado, cuando hay una alteración en el control de la glucosa es factible que se provoque hiperglucemia o hipoglucemia. En el momento en que se ingieren hidratos de carbono se incrementa el nivel de glucosa en la sangre. A causa de lo anterior y con este aumento, el páncreas secreta insulina para que las células utilicen esa glucosa.

Disminuir celulitis en la piel

Si hay un exceso de insulina, la glucosa va a descender por debajo de 70 mg/dl y se va a dar una hipoglucemia.

En términos generales los expertos en salud suelen mencionar que son tres pilares básicos los que se deben tener en mente para la regulación de la glucosa en la sangre, así que preste mucha atención a: la dieta, la insulina circulante y el ejercicio físico.

Por otro lado, teniendo en cuenta que siempre se deben implementar medidas complementarias, la regulación de la glucosa también hace que sea necesario gozar de un excelente control en la alimentación y que se vayan estableciendo hábitos saludables en el día a día de la persona. Por ejemplo:

  • Beber alrededor de 2 y 2.5 litros de agua todos los días.
  • Establecer horarios para la ingesta de comidas.
  • Realizar como mínimo 40 minutos de ejercicio moderado al día.
  • Siempre leer el etiquetado de los alimentos y tomar decisiones conscientes.
  • No permitir que pasan más de 4 a 5 horas entre comidas.
  • Mantener una dieta controlada grasas saturadas.

Hábitos básicos para una buena higiene alimentaria

Consejos de higiene alimentaria

Los batidos de dieta son una de las primeras estrategias para bajar de peso que se suelen considerar en la actualidad. Al tiempo, el concepto de higiene alimentaria se está haciendo cada vez más popular entre quienes están interesados en profundizar en estos temas de nutrición, alimentación o adelgazar.

Disimular estrías

Sobre lo anterior, hay que mencionar que la higiene alimentaria es necesaria cuando se quiere prevenir el deterioro de los alimentos con ciertas intoxicaciones. Al cuidar la manipulación de los productos y vigilar su conservación, se logra garantizar que no se pierda el sabor de los alimentos y también se previene el crecimiento de microorganismos patógenos.

¿Cómo tener una buena higiene alimentaria?: Hábitos

Limpieza – Se debe empezar por prestar mucha atención a la limpieza de los utensilios y productos que se quieren usar al manipular los alimentos. Hay que lavarse las manos antes de entrar en contacto con ellos, por ejemplo. Siempre es preferible lavar con agua caliente si se quieren eliminar los restos de comida o bacterias.

Cocinado – Con las altas temperaturas se mejore sabor de las preparaciones, al tiempo que se van a eliminar organismos patógenos o bacterias. En otras palabras, con este procedimiento se puede cumplir casi a la perfección la función de conservación de los alimentos. De todas maneras, se debe ser cuidadoso ante el recalentamiento de los alimentos.

Conservación en frío – Uno de los aspectos críticos para la higiene alimentaria es el cómo se conserva los alimentos. Siempre hay que hacerlo a una temperatura baja si son alimentos perecederos o con un alto riesgo microbiológico. Por ejemplo, el congelador facilita que se eliminen determinados organismos patógenos.

Cuidado con las salsas – Por lo general, esta clase de productos van a presentar un sinfín de problemas a nivel de higiene alimentaria. Hay que considerar que, por sus propias características, las salsas sufren de un proceso bastante delicado el cual no siempre es realizado de manera correcta. Por ejemplo, una salsa nunca se puede mantener a temperatura ambiente, menos cuando tiene ingredientes como tomate o huevo. Es aconsejable que se mantengan en el frigorífico a baja temperatura.

No mezclar alimentos – Para promover una buena conservación de los alimentos, hay que mantenerlos separados entre crudos y cocinados. En caso contrario, las bacterias van a tener las mejores condiciones para migrar y contaminar otras preparaciones culinarias que se encuentran alrededor, lo cual por supuesto va a ocasionar diferentes problemas.

Hábitos para despertar con más energía

Técnicas de descanso

Más allá que una persona tome la decisión de optar por las dietas proteicas, planes de alimentación con base en otro grupo alimenticio, entre otras alternativas, la realidad nos dice que fomentar los hábitos para despertar con más energía es un asunto fundamental tanto para la salud como al momento de adelgazar.

Técnicas de descanso

En ese orden de ideas, en este caso nos concentramos en mencionar una serie de buenos hábitos para despertar con más energía y así garantizar que el tiempo de sueño en realidad signifique descanso para el cuerpo.

Técnicas de relajación para antes de dormir

Se describen como ejercicios que se realizan con el objetivo de disminuir las tensiones físicas y mentales. En ese orden de ideas, son métodos sencillos para promover y acelerar la conciliación del sueño.

Técnicas de descanso
  • Relajación muscular – Hay que concentrarse de modo gradual en cada uno de los músculos del cuerpo. Apriete por unos segundos y relaje.
  • Relajación local consciente – Céntrese en cada parte del cuerpo para relajar.
  • Visualización – Con la imaginación y visualización de imágenes que sean agradables se puede proporcionar una relajación rápida.

Factores que impiden la recuperación de la energía

El concepto de higiene del sueño es cada vez más popular y común que se ha mencionado. En pocas palabras, es una idea con la que se busca tener mejores hábitos en la noche y estimular los cambios en el estilo de vida.

  • Evite el consumo de sustancias tóxicas o estimulantes desde cierta hora del día.
  • Preste atención a la cena para evitar los alimentos que son muy pesados.
  • Realice ejercicio físico en el día.
  • Busque que el dormitorio sea un lugar silencioso y con una temperatura agradable.

Controlar el sueño y que el sueño no le controle

Cuando una persona sufre por los trastornos del sueño por períodos de tiempo largos se van a terminar por crear vínculos y círculos viciosos de angustia. En un nivel de este tipo el sólo hecho de ir a dormir va a ser algo desagradable.

Realice un esfuerzo que sea progresivo y con pequeños cambios en su rutina diaria para que los resultados positivos no tarde en presentarse. Una buena idea es fijar un horario para ir a descansar. Siempre se lo posible por preparar su dormitorio. Evitar la exposición a la televisión antes de ir a dormir o pensar mucho mejor en sus horarios de trabajo para que no interfieran con su tiempo de descanso.