Consejos para prevenir alimentación alimentaria

Suplementos y vitaminas para el estrés

El estrés puede afectar de un modo significativo la calidad de vida de cualquier persona, en especial cuando no hay un tipo de intervención oportuna. En ese sentido, además de considerar planes de alimentación saludables como las dietas proteicas, los expertos son cada vez más insistentes en mencionar el papel de los suplementos y vitaminas para el estrés.

¿Qué es el estrés?

En pocas palabras, el estrés es una manera o forma de tensión nerviosa que puede presentar dificultades a nivel físico y mental, se encuentra vinculado con diversas situaciones de problemas sociales, conflictos, insatisfacciones, entre otros ejemplos más.

Técnicas de descanso

Los suplementos y vitaminas para el estrés

Como se ha mencionado, el estrés casi siempre se produce como consecuencia de una situación que genera presiones y sobrecarga. Cuando no hay una intervención adecuada, lo más probable es que se mantengan el tiempo y que sea más complejo de sobrellevar. Esto puede empeorar a causa de malos hábitos alimenticios o deficiencias de nutrientes.

Técnicas de descanso

En ese sentido, las investigaciones han comprobado que existen suplementos y vitaminas para colaborar con la salud mental, resaltando que los síntomas que están asociados con el estrés pueden disminuir con el consumo de este tipo de nutrientes.

Vitaminas y suplementos para el estrés

Ácidos grasos omega 3 – Son varios los estudios que relacionan la ingesta frecuente de pescado con una incidencia baja de estrés. En ese orden de ideas, el consumo directo de ácidos grasos omega 3 pueden ser muy beneficioso para tratar este inconveniente de salud mental. Se sugiere que hasta 9,6 g es algo seguro y eficaz.

Vitamina A – Una persona con estrés puede tener un nivel muy bajo de vitamina A. de este modo, las personas que consumen alimentos o suplementos con esta clase de compuesto, tienden a sentirse mejor, en la medida en que se combine con las vitaminas C y E.

Suplementos de vitamina B – Entre los tantos efectos que se pueden identificar de las vitaminas del complejo B, hay que resaltar la disminución del nivel sanguíneo del aminoácido homocisteína. De esta manera, los síntomas que son provocados por el estrés se van a aliviar, consiguiendo una mejora en el estado de ánimo y un aumento en el nivel de energía.

Melatonina – El estrés por lo general se encuentra vinculado con la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido. La melatonina es una hormona natural con la que se regula el ciclo de sueño y vigilia.

Deja un comentario