Consejos de salud

¿Cuál es la relación entre la obesidad y la depresión?

La relación entre la obesidad y la depresión es estrecha, motivo por el que muchos expertos en la actualidad dedican una buena parte de su tiempo a investigar sobre este asunto. Hay que mencionar que no todas las personas obesas deprimen, ni tampoco quien está deprimido aumenta de peso. Sin embargo, aunque se trate de una de las dietas detox o de cualquier otro plan de alimentación, este es un tema que se debe considerar.

Relación entre obesidad y depresión

Para empezar, hay que destacar que las enfermedades físicas implican un factor de riesgo alto para las personas que sufren de obesidad, añadiendo a lo anterior todos los riesgos psicológicos. En ese sentido, la obesidad en muchas ocasiones se empieza a manifestar cuando hay tristeza, estrés, ansiedad o depresión. En otras palabras, el factor emocional influye.

Ejercicio para adelgazar

Igualmente, tan sólo con la observación se puede concluir rápidamente que la obesidad y depresión están relacionadas directamente, al encontrar que una persona deprimida tiende a comer más y el autocuidado se abandona. Es muy frecuente que en un primer momento se incremente la ingesta de grasas, por ejemplo.

Además de lo ya mencionado, cuando la persona se ve obesa, puede ingresar en una condición de difícil tratamiento por la imagen que observen el espejo, por la estigmatización social, entre otros aspectos que sólo refuerzan una visión negativa de su propio ser.

Obesidad, depresión y mente

Son diversos los orígenes de la obesidad. En algunos casos puede ser genéticos, en otros son los hábitos de vida que la persona sostiene en su cotidianidad. Las estimaciones nos dicen que alrededor del 43% de los casos pueden asociar obesidad con depresión. Incluso, en los Estados Unidos esta cifra asciende al 55%.

COnsejode alimentación

Depresión y mujeres

No significa que todas las mujeres presentan un riesgo mayor de sufrir de depresión, pero las mujeres con un exceso de grasa corporal tienden a sufrir más de depresión, y esto se explica principalmente por ciertos valores sociales.

Además, todo este asunto es preocupante porque se han estudiado las ideas suicidas potenciales que surgen en torno a la obesidad y a sus manifestaciones en las mujeres.

Intervención psicológica en casos de obesidad y depresión

Es fundamental que una persona que está atravesando este tipo de situación consulte tan pronto como sea posible a un profesional de la salud mental para que se pueda revertir el ciclo de depresión y obesidad con una intervención adecuada y al tiempo.

Deja un comentario