6 errores que se cometen en un plan de alimentación al bajar de peso

En la mayor parte de los casos, se cometen errores en un plan de alimentación para bajar de peso, bien sea que se opte por las dietas proteicas, regímenes de alimentación distintos, entre otras alternativas. Por ese motivo, hay que revisar este asunto en profundidad.

Errores que se cometen en un plan de alimentación al bajar de peso


Una dieta saludable y balanceada es fundamental para combatir el exceso de peso, además de ser clave para controlarlo. Reconociendo que la alimentación es uno de los pilares de este tipo de procesos, nos vamos a concentrar en mencionar las equivocaciones típicas de las personas, tanto por desconocimiento como por los mitos que circulan.

Saltarse las comidas – Son muchas las personas que consideran que saltarse las comidas es útil para bajar de peso, cuando en realidad esto sólo significa que el metabolismo se ralentice y que se intensifiquen la ansiedad por la comida.

Dietas milagro – Son planes de alimentación que no están bien balanceados y que casi siempre suelen concentrarse en un único grupo alimenticio. En realidad, hay que diversificar los alimentos y darle al organismo todo lo que requiere.

Malas elecciones en los batidos – No sólo se trata de preparar cualquier tipo de batido o zumo natural, sino que se deben analizar las combinaciones que se realizan con los ingredientes, pues en algunas ocasiones los batidos pueden contener demasiadas calorías. Tampoco se aconseja endulzar con jarabes, azúcares.

Obsesionarse con las calorías – Es normal que exista una cierta fijación por contar el número de calorías presentes en un plan de alimentación, pero esto no se debe convertir en una obsesión, pues en la medida en que la dieta sea saludable y balanceada, no tiene por qué existir ningún tipo de inconveniente con las calorías.

Complementos no saludables – Los complementos para bajar de peso o controlarlo son siempre una muy buena opción, pero hay que ser muy cuidadosos en su elección. En ciertos casos, este tipo de compuestos pueden estar llenos de calorías y de sustancias añadidas que sólo afectan más al cuerpo.

Consumir en exceso productos light – Puede que en la etiqueta se escriba que son productos light, pero esta suele ser más que nada una herramienta para confundir al consumidor. En otras palabras, son productos que siguen siendo dañinos para el cuerpo, pero con una menor cantidad de elementos negativos en su composición.

Perder peso con la dieta volumétrica

El método que te ayuda a perder peso sin pasar hambre

De sólo pensar en el hambre, muchas personas abandonan la dieta antes de comenzar un plan de pérdida de peso y prefieren escudarse en los kilos de más en la balanza y la ropa apretada. Pero el problema va mucho más allá de quién va a seguir la dieta volumétrica, propuesto por la nutricionista norteamericana Barbara Rolls.
La dieta volumétrica es un excelente plan de perdida de peso
Plan de perdida de peso
El método enseña a aumentar la cantidad de alimento en el plato sin caer en el exceso de calorías. El secreto de la dieta volumétrica es elegir las opciones que brindan saciedad y que tienen pocas calorías. En este artículo usted aprenderá cómo incorporar, en su día a día, los consejos de la dieta volumétrica y perder peso sin sufrir con los gruñidos de estómago.

Haga intercambios inteligentes

En lugar de sólo comer pasta con salsa de tomate, puede agregar verduras, ocupando mitad del plato con la masa y la otra mitad con verduras. Así se disminuye las calorías provenientes de los macarrones, pero su comida obtiene más volumen con las legumbres.
Perder peso cambiando los platos de comida
Cambios alimenticios
También se puede hacer el cambio de gelatina, o las zanahorias y las betarragas en el arroz integral. También se da preferencia a los guisos y alimentos salteados, ya que se preparan con agua, lo que aumenta el volumen sin aumentar las calorías.

Fibras para más saciedad

Las fibras serán sus mejores amigos en esta dieta. Los alimentos ricos en fibra son aliados en la pérdida de peso, ya que promueven la saciedad desacelerando el paso de los alimentos a través del sistema digestivo (la saciedad dura más tiempo), lo que permite al cerebro darse cuenta de la cantidad que come en tiempo real.
Saciarse con fibra en un plan de dieta
Saciar estomago comiendo fibra

Beba mucha agua

No ayuda comer demasiada fibra sin agua. Para que las fibras ejerzan este papel de aumento de volumen, dependen del agua. Además, el agua mejora las comidas sin añadir calorías, en el caso de un alimento cocido o al vapor.
Beber agua cuando se consume fibra en un plan de dieta
Beber gran cantidad de agua

Consuma estos alimentos

Frutas, verduras, cereales integrales, yogur bajo en grasa, legumbres como frijoles, guisantes y lentejas, patatas al horno con cascara y aquellos ricos en agua, como la leche descremada, guisos y cazuelas. Sustituir alimentos más densos por estos en sus comidas garantiza la saciedad del apetito.

Cuidado con las calorías

Uno de los conceptos utilizados en la dieta volumétrica es la densidad calórica, es decir, la cantidad de calorías en relación con la cantidad de comida. Las mejores opciones son los alimentos con baja densidad calórica: gran volumen y pocas calorías.
Las restricciones son para los alimentos con alta densidad energética, como la grasa y los elaborados con harina blanca, harinas refinadas, azúcares y sal. Los alimentos fritos, chocolate, carnes grasas, leche integral, galletas y dulces en general deben evitarse.

Priorice el desayuno

El desayuno es la comida que le da energía y fuerza para afrontar el resto del día. Con la dieta volumétrica no es diferente y hay que priorizar los alimentos que traen saciedad. Un desayuno ideal es imprescindible cada día, jugos de frutas como los batidos Herbalife, los cereales integrales, la leche descremada y frutas son indispensables en esta comida.
En un plan de dieta priorice el desayuno
Desayuno ideal

Sin grandes restricciones

¿Sabes cuál es uno de los aspectos más destacados de esta dieta? Poder darse una escapada de vez en cuando, consumiendo alimentos ricos en densidad energética. Si el control se realiza en cada comida, es posible que en una de ellas se incluya un dulce o una fritura, sin que eso represente una amenaza para la pérdida de peso.